martes, 16 de enero de 2018

S.O.S SONREID POR FAVOR!



Hoy he amanecido con una sonrisa en mi rostro.

Lo primero que suelo hacer en el día es cambiar la hojita de mi calendario de taco que tengo sobre la mesa del despacho. Las hojitas tienen siempre una frase de alguien famoso. La de hoy dice así:

Si sonríes tendrás amigos; si frunces el ceño tendrás arrugas” 

Y lo firma George Eliot

Genial!!, amigos…realmente genial y verdadera esta frase, este pensamiento, quizás escrito desde la experiencia propia de su autora, sí, es una mujer la que ha escrito esto, ya se nota a las leguas que un hombre no se fija tanto en estas cosas.

George Eliot fue una escritora británica, su verdadero nombre es Mary Ann Evans (1819-1880). Como muchas de las mujeres escritoras de ese tiempo usó un nombre masculino para ser tomada en serio a la hora de publicar sus obras. 

Se me ocurre recordar también a una muy famosa por sus escritos y porque fue amante de Frédéric Chopin: George Sand (Francia 1804-1876) que no solo se puso nombre masculino también vestía de hombre.

Bien, pues aquí queda patente lo que en otro de mis artículos os recomendaba: sonreir, porque, además de evitar tener arrugas en el entrecejo, os dará una sensación de bienestar que es una buena cosa para empezar el día.

Vivir el aquí y ahora es lo que tenemos a diario así que es mejor sonriendo que alimentando arrugas en el rostro y quizás también en el alma…

He nombrado arrugas?... Horror…!!! Por favor sonreíd todo lo que podáis nos estamos jugando un montón de espantosas arrugas en la frente y eso es muy grave…

Fijaros bien en su retrato ¡¡no tiene ni una sola arruga!!

Os despido con una abierta sonrisa.



Dolores Velasco

lunes, 15 de enero de 2018

UN RAYITO DE LUZ



UN RAYITO DE LUZ

Era el mes de abril en Madrid. Todavía se sentía algo de frío pero hacía un día soleado como si nos quisiera anunciar que la primavera estaba ya en el calendario.

Me gusta el transporte público sobre todo cuando hay que ir de un sitio a otro dentro de esta gran ciudad, es más rápido y sobre todo es más higiénico para la salud mental, el estrés, subidas de la tensión arterial y todas esas cosas que nos pueden ocurrir al ir en coche por el centro de estas grandes ciudades.

El autobús estaba lleno; eran más o menos las siete de la tarde y todavía de día y con sol. Iba yo muy entretenida mirando el itinerario por donde nos llevaba el autobús pasando por todo en centro de Madrid: la plaza de la Cibeles, el edificio de Correos, regio, recibiendo el sol del atardecer de frente que le daba un color dorado precioso, el Banco de España, la Gran Vía llena de gente … toda una visita turística.

En algún momento pasé de disfrutar del paisaje a fijarme en la gente que viajaba en el autobús. Es interesante observar a la gente; sus gestos, las formas de vestir, tan diversas etnias…Se puede casi adivinar los pensamientos de la gente por la expresión de sus rostros. A veces se ve gente muy joven con un rictus de dolor o preocupación que les hace aparentar mucha más edad y me conmueve que la gente joven pueda pasar por malos momentos de trabajo, de salud o problemas familiares que se van como marcando a fuego en sus rostros; arrugas de expresión que son las marcas del alma.

Estaba yo en estas cuando mis ojos toparon con los ojos de un ser muy especial. Era una jovencita, no más de 16 o 17 años, con una carita bella, una expresión serena que esbozaba una sonrisa o quizás era tan bello su rostro de apenas una niña que todavía no había tenido la oportunidad de tener grandes preocupaciones que hicieran mella en su lindo rostro. De vez en cuando la miraba disimuladamente y observé que ella también lo hacía. No le di la menor importancia, estaba llegando a la parada donde tenía que apearme, así que me dispuse a ello abandoné mi asiento y salí del bus.

Yo regresaba a mi casa y el camino pasa por una pequeño parque donde a esas horas hay todavía muchos niños jugando. Cuando me di cuenta esa joven estaba a mi lado y se dirigió a mí para preguntarme si me molestaba que camináramos juntas. Por supuesto que no, le dije, y seguimos cruzando el parque una al lado de la otra.
Le pregunté si vivía cerca y solamente me respondió que no. Ella iba a mi lado como perrillo faldero, me miraba y sonreía, sólo eso…no recuerdo que hablara nada ni diera señas de identidad…nada, sólo me acompañaba con una sonrisa en su carita bella y, aunque extraño comportamiento el de esta joven, su compañía era grata, no hablaba, sólo estaba, era su presencia la que resultaba agradable.
Al llegar a la altura de una clínica que hay alrededor del parque se despidió diciendo que tenía que trabajar allí. Ella era inmigrante y no me extrañó porque muchas chicas inmigrantes acompañan a enfermos por las noches aunque me pareció demasiado joven para ese trabajo.

Me quedé pensativa del extraño o poco habitual comportamiento de la joven, nadie tiene un comportamiento semejante, nunca me había pasado una cosa así. Comenté el suceso con un amigo que es también una persona muy especial y sin pensarlo me dijo que había topado con un ángel.
-Los ángeles –me explicó- son seres que dejan su luz y su bondad por donde pasan y tú seguro que necesitabas un ángel que te dejara luminosidad como si de cargar pilas se tratara.
-Qué fantasía tiene mi amigo! Pensé yo…

Ha pasado bastante tiempo de este suceso y, ahora, al pasar de unos cuantos años, me doy cuenta que tenía razón mi amigo. Al poco tiempo mi vida se ensombreció quizás por eso necesitaba un ángel que me llenara de su luz tan sólo con su presencia.
Cada vez que pasaba por el parque tenía la esperanza de volver a verla pero nunca más apareció. Su carita sonriente y su menuda belleza quedaron grabadas en mí y nunca olvidaré esa imagen.

Realmente había conocido a UN ÁNGEL.

DOLORES  VELASCO

lunes, 4 de diciembre de 2017

CON MIS MEJORES DESEOS DE FELICIDAD Y PAZ





"La Tierra...
este es nuestro mundo,
no tenemos otro
ni tampoco queremos tener otro...
Solo queremos 
que en este mundo en que vivimos
desaparezca la violencia, 
el hambre, el odio...
y las terribles guerras entre hermanos...
Que reine la Justicia y la Paz
en cada rincón de este bello planeta,
nuestro hogar...
Feliz Navidad
en nuestros corazones.
PAZ Y AMOR"


Amigos, este vídeo de felicitación de la Navidad de Jesús lo hice en el año 2011. Algunos de vosotros quizás se acuerden de él.

Han pasado 6 años y todavía están vigentes mis palabras, mis deseos y mis llantos por este mundo que no aprende nunca a convivir en paz.

Llevo casi un mes buscando una nueva idea pero siempre mi mente me remite a las mismas palabras y a los mismos deseo, así que decidí repetirlo, quizás a base de repetir los mismos deseos alguna vez se puedan cumplir.

Quiero que mis palabras sean el canto a esa felicidad que todos nos merecemos, que no haya personas sin rumbo por esos mundos de Dios sin esperanza ninguna.

Quiero que reine la paz en el mundo y no haya guerras entre hermanos.
Quiero que las creencias de cada uno se respeten y se pueda convivir en paz…

Os deseo a todos una Feliz Navidad y todo lo mejor para el Año Nuevo: amor, prosperidad, alegría, serenidad, y como no…Salud!!

María Dolores Velasco



jueves, 12 de octubre de 2017

HACE HOY 20 AÑOS



…Y tal día como hoy el 12 de octubre de 1997, el hombre que cantó al Amor, a la Naturaleza, a la Concordia se fue de este mundo en un terrible accidente pilotando su propio avión: JOHN DENVER.

Había algo en él que atraía por su personalidad tan especial.

Sus canciones son auténticos poemas al Amor, si, amor con mayúsculas porque él amaba  todo, las canciones dirigidas a su pareja son dulces y maravillosas, las dedicadas a la naturaleza son auténticos poemas dulces y serenos.

Era un observador de su entorno y sus sensaciones las plasmaba en hermosas canciones que él mismo componía:

John Denver, nunca morirás porque tus poemas, tus músicas y tu humanidad siempre estarán en la memoria de las generaciones.

En esta actuación en Londres muestra su sensibilidad hacia las situaciones adversas que se presentan pero no decae, crea esta canción…

“PERHAPS LOVE”




Amigos, después de las palabras de John Denver, nada más que decir…

María Dolores Velasco





jueves, 21 de septiembre de 2017

UN LUGAR ADORABLE


UN LUGAR ADORABLE

Hace ya tiempo que me interesé por Irlanda, sus paisajes y su paisanaje. Esta circunstancia me llevó a buscar imágenes de Irlanda hasta encontrarme con esta que hoy he puesto en la cabecera de este artículo. Nunca he ido a Irlanda a pesar de que mis hijas han estado durante varios veranos aprendiendo el idioma, por cierto con gran satisfacción ya que convivían con familias irlandesas y eso les dio la oportunidad de hablar un buen idioma ingles y una perspectiva más completa de la vida en el país.

Hay una anécdota de una de mis hijas muy divertida. Estaba conviviendo con una familia en el mes de Julio y, claro, en Irlanda el tiempo no es como en España, hace menos calor…por no decir frío en ese mes.

Un día (sólo un día…) hizo ¡sol!...que maravilla dijo el señor de la casa dirigiéndose a mi hija: “¡¡mira, el sol como en España!!” mi adolescente hija muy taciturna salió al exterior y dijo…”Si, pero en el mes de enero…”

Se hicieron fotos en biquini en  el rio pero ella estaba completamente vestida y con un jersey de lana inglesa.
Que horror!! Cómo mi hija pudo ser tan ácida!!! Cosas de los adolescentes que no dejan pasar ni una.

Me enamoré de esta lugar y de este oratorio, es realmente de cuento de hadas. Nunca dejamos de sorprendernos de la belleza que derrocha la naturaleza, es la oportunidad que nos da la vida para contrarrestar las menos buenas que también son muchas.

Busqué más y más sobre el lugar donde está construido y cada vez mi sorpresa era mayor ¡¡era un lugar de ensueño!!

El entorno es una maravilla de la naturaleza y el oratorio una maravilla del hombre: es el Oratorio St. Finbarr’s en Cork, Irlanda.


Disfrutad de estos parajes tan hermosos, tan mágicos…










Esto es lo que dice Wikipedia sobre el personaje:

“Finbar (en irlandés: Naomh Fionnbarra; en inglés: Saint Finbarr) (550—620) fue obispo de Cork, santo y patrón de la ciudad y diócesis de Cork. También se le nombra como Finan.1​

Se cree que nació cerca de Bandon, y su nombre original era Lochan. Se dice que estudió en el Condado de Kilkenny donde fue llamado Fionnbharr (Cabellos rubios en irlandés) por el color de su pelo.

Además, se cree que Finbarr vivió como ermitaño en una pequeña isla en un lago cerca de Cork llamada Gougane Barra, antes de fundar el asentamiento monástico y centro de aprendizaje en un Corcach Mór (marisma). Este asentamiento con el tiempo creció para convertirse en la ciudad de Cork.

Varios escritos de la vida de Finbar sugieren que viajó a Roma, y predicó en Barra.
Finbar murió en Cloyne, una aldea del Condado de Cork y fue enterrado en la abadía de Gill Abbey, un sitio hoy ocupado por la Catedral de San Finbar.
Finbar es un nombre típico irlandés.

Es reconocido tanto por católicos como protestantes. Su festividad se celebra el 25 de septiembre.”

Bueno, ya faltan pocos días para el 25 de septiembre y me ha parecido que es el día ideal para mostrar este personaje, su historia y este mágico oratorio que hace ya tiempo me enamoró.

A veces cuando miro estos lugares estoy segura de que entre los hermosos árboles que rodean el oratorio se oyen las vocecitas de seres mágicos que allí felizmente habitan.

Os deseo que este post os haya proporcionado un ratito amable.

María Dolores Velasco

lunes, 11 de septiembre de 2017

UNA AMABLE ESCUELA



UNA AMABLE  ESCUELA


Muy cerca de mi casa hay una escuela. Me gusta esta escuela…

A media mañana posiblemente cuando tienen un rato de recreo ponen música que se oye muy bien desde mi casa. Ahora la estoy escuchando, me detengo un rato para saborearla y se me escapa una sonrisa.

Hoy escucho a los Beatles que me encantan y tantos  recuerdos me traen, otro día era música hispanoamericana que me recuerdan a mis amigos de esas latitudes, otras es música clásica…wow!! Que bello. Pero un día me sorprendió porque era una hermosa música africana con sus tambores e instrumentos de madera, mucho  ritmo…Que bonito…que educativo…y me dije: ¡un aplauso por el profesor que se encarga de seleccionar estas músicas tan hermosas y variadas!.

Luego caí en la cuenta de que en ese colegio –y en casi todos los colegios- hay niños de todas las etnias: africanos, hispanos, países árabes, países del este de Europa como rumanos y búlgaros, ah! Se me olvidaba…y españoles por supuesto.
Mirad, amigos, esto sí que está dentro de lo que yo llamo “amable”, es una iniciativa excelente.

Me fascina que tengan esa sensibilidad de tener en cuenta los orígenes étnicos de cada alumno, es maravilloso que se sientan tenidos en cuenta sus costumbres y su música que tanto define a los pueblos.

No sé si ya conté alguna vez que yo nací en Galicia pero cuando tenía un año de vida mis padres se fueron a Madrid, luego a Baleares, luego a Granada y luego a Ceuta… y de ahí me casé con un madrileño y hasta la presente todavía sigo en Madrid.

Mi madre era gallega-gallega, amaba a su tierra más que nada en este mundo y tanto a mí como a mi hermano nos inculcó de una manera indirecta –o muy directa- el amor a la tierra natal. ¿Cómo? Os preguntaréis…

Cantando las canciones de Galicia, contando cuentos gallegos en gallego, frases, refranes…describir el paisaje, leyendo a los poetas: Rosalía de Castro por ejemplo, explicando lo que encierra el alma gallega, lo que es ser gallego. 
Todo esto va calando en los hijos de tal forma que cuando ya adolescente visité Galicia era para mí algo conocido, tanto como si hubiera vivido allí siempre.

Si hay algo importante en la vida es no ser desarraigado, poder vivir donde quieras o puedas, pero ser siempre tú y tu idiosincrasia.

Hasta otro ratito de charla, amigos.


María Dolores Velasco

martes, 11 de julio de 2017

CARTA A UN AMIGO



CARTA A UN AMIGO

Mi querido desconocido y sin embargo amigo:

Ayer te vi en TV y te aseguro que me impresionaste. Tu humanidad en estos tiempos que corren no es muy habitual y menos en los medios televisivos.
Te vi en una acción altamente noble que, reitero, me impresionó.

Estabas tú al borde de un riachuelo cuando observaste que una pequeña avecilla, quizás fuera un polluelo casi recién nacido que se hubiera caído de su nido, llamó tu atención al ver como esa pobre criatura, se debatía en el río entre la vida y la muerte. 
La observaste unos segundos, quizás para reconocer qué era esa pequeñita cosa que se movía en el agua. Tomaste en tus enormes manos una hoja grande y con ella trataste de que esa criaturita menuda se aferrara a la balsa que habías improvisado para su salvación. 

Ya a salvo la posaste en suelo firme y durante unos minutos te dedicaste a secarla muy tiernamente y cuidadosamente porque era muy pequeña y delicada, posiblemente cada uno de tus dedos era mayor que esa avecilla. Qué ternura, se adivinaba en tu rostro…amigo, tu acción me conmovió…

Esta maravillosa acción merecedora de todo el reconocimiento del mundo, tu ternura y madurez para llevar a cabo una labor semejante, hoy día, en que la crueldad para con las personas y ni qué decir con los animales ya ni nos impresiona porque los humanos somos así, cuando hay acciones repetitivas se nos hace costumbre y ya no nos conmueve nada por muy abyectas que sean nuestras acciones, ha sido un revulsivo en mi conciencia y motivo de asombro cuando, en realidad, si lo miras de cerca y sin prejuicios, es la acción más natural que un ser vivo puede realizar.

No creo que llegues a leer  esta carta que con tanto amor y respeto te mando porque supongo que todavía no sabes leer porque nadie te ha enseñado ya que eres tan solo un orangután. Sí, amigo mío, tú eres un orangután de una especie no humana…¡¡que ironías tiene la vida!! Yo relato tu acción “humanitaria” y resulta que no eres humano… Esto me hace pensar…A lo mejor estas acciones no son humanitarias sino simplemente son acciones naturales de los seres vivos que se respetan, se cuidan, en una palabras se aman…porque el amor a la naturaleza lo llevan en sus genes.
Y entonces… ¿por qué la especie humana no “recuerda” estos genes? ¿Qué involución hemos sufrido los seres humanos para que ya no nos queden estos rasgos?

Mi amigo en el alma, tu bondad y respeto a un ser vivo por muy insignificante que sea me hace reflexionar muy profundamente sobre nuestro comportamiento humano…por llamarle de alguna forma, porque creo que ese calificativo de “humanidad” debe quitarse del diccionario como sinónimo de:

Sensibilidad
Compasión
Misericordia
Piedad
Bondad
Caridad
Filantropía
Amor al prójimo
Benignidad
Afabilidad
Mansedumbre
Benevolencia

Si cada uno de los “humanos” que pueden leer esta carta hicieran una pequeña reflexión sobre cada una de las acepciones que aparece en el diccionario seguramente que, o bien, decidiría que no son sinónimos de HUMANIDAD o, en el mejor de los casos decidirían cambiar para que estas palabras maravillosas se convirtieran en realidades…
Orangután, amigo mío, siempre te recordaré y, aunque nunca te podré conocer personalmente sabes que entre los que nos llamamos “humanos” tienes una gran amiga que te respeta y te ama.

Un fuerte abrazo

María Dolores Velasco

-Este suceso ocurrió hará unos 5 ó 6 años. Lo escribí y lo subí a una página literaria donde yo escribía en esos momentos. 
El hecho de incluirlo a este blog es porque está en perfecta sintonía con la temática del mismo.  Según mi opinión es de las cosas más amables (amable= digno de ser amado) que he visto.