miércoles, 1 de febrero de 2017

UNA AMABLE EXPERIENCIA



Anoche asistí al concierto que Charles Aznavour ofrecía en Madrid en el Barclaycard Center de Madrid,( antes Palacio de los Deportes).
Sin duda alguna una muy amable experiencia de la cual todavía me siento impresionada.

Charles Aznavour tiene en la actualidad 92 años y en mayo cumplirá 93. Empezó su carrera artística en el año… ¡1954! Bueno no digo más que con la cantidad de años que tengo coleccionados, en ese año yo era todavía una niña…

Lo he traído aquí porque en las dos horas que duró el concierto -sin descanso y cantando en directo, nada de playback- casi no podía creer que alguien de esa edad estuviera en esas magníficas condiciones vocales y corporales.

Cantó maravillosamente, con ese gusto que le caracteriza, sintiendo lo que canta y por ello transmitiendo emociones…Cantaba, charlaba con el público con una hermosa dinámica de serenidad y sabiduría.

Una de las cosas que dijo de su secreto de “juventud” es que “siempre trata de recordar las cosas buenas de la vida, las negativas se le han olvidado”.

Amigos, eso sí que es sabiduría!!

Con lo cual reitero lo importante que es buscar el lado amable de la vida, los momentos felices, los episodios simpáticos que todos tenemos en nuestra mochila de la vida. Quizás los tengamos ahí en el fondo de esa mochila olvidados porque los acontecimientos actuales los han ensombrecido…no sé, quizás pensamos que nuestro ánimo no está para “tonterías” o que eso ya pasó y ahora toca sufrir…

Pues yo afirmo que los bellos recuerdos hay que actualizarlos, recordarlos y nada de añorar, porque añorar es negativo, hay que activar esa memoria y analizar como éramos cuando nos sentíamos felices. A lo mejor podríamos empezar a ser mentalmente jóvenes y seguir teniendo nuevas experiencias hermosas y agradables…como este gran señor de la canción:

Joven en su vejez cronológica, enamorado de la vida, que sabe transmitirlo, feliz de ser como es, con humor y dinamismo…

Aquí os dejo el vídeo que encontré en Youtube precisamente del anuncio de este concierto de anoche cuando cantó ya al final “La Boheme” y, con un aforo de 10.000 personas en esa inmensa sala, casi en su totalidad canturreamos con él.

Fue apoteósico!!

Maria Dolores Velasco