sábado, 3 de septiembre de 2016

EL LADO AMABLE DEL DOLOR




EL LADO AMABLE DEL DOLOR


Es posible que el dolor tenga lado amable?

Es posible que en lugares donde la gente padece graves enfermedades haya alegría?

Es posible que nadie se queje de su grave enfermedad y se converse de cosas, incluso simpáticas y graciosas?

…Si, es posible. Sí, es real, yo lo he observado y vivido durante dos largos meses en la unidad de Radioterapia acompañando a mi esposo que padece cáncer así como todos los que ahí se tratan la enfermedad.

Cuando se llega a tener algo tan serio como esta enfermedad no sé qué debe pasar por la mente del que la padece que es como si se hicieran más sensibles a lo hermoso de la vida, a la alegría de poder seguir viviendo, a la esperanza de curación. A veces hablan de ello con toda naturalidad, no les interesa estar aislados, tristes, taciturnos…es más interesante la comunicación con la gente y se hablan cosas amables y hasta divertidas. Yo he llegado a nombrarlo como el “club de la amabilidad”.

Es el lado amable del dolor… amigos.

 Qué gran lección!!, Lo que se puede aprender en lugares como estos! Te das cuenta de lo que es el ser humano, la fortaleza que tenemos y hasta donde podemos llegar.  Esto me recuerda una frase que decía mi suegra al respecto de las enfermedades o sucesos negativos de la vida:  “Dios aprieta pero no ahoga”…

No, no ahoga, porque ha dotado al ser humano de fortaleza suficiente para poder soportar los acontecimientos no amables de la vida. Ha dotado de suficiente inteligencia para saber que dolerse es negativo.

El lunes día 5 de septiembre me despediré de estos buenos amigos y amigas que durante dos meses me han enseñado tanto con su comportamiento y les recordaré, y nunca me olvidaré de sus rostros ni de sus sonrisas.

Para mí ha sido altamente positivo el haber estado en este lugar porque me ha dado la oportunidad de aprender de la fortaleza y el ánimo de las personas que saben del dolor desde la alegría de poder estar vivos, de la esperanza de sanarse, de ser mejores, porque han entendido que la vida es el mayor tesoro que poseemos.

María Dolores Velasco

12 comentarios:

  1. Querida amiga, como profesional de la salud te agradezco este artículo pues tenemos fama de ser fríos y nada más lejos. En lo que a mí respecta lo primero que hago es crear un vínculo afectivo con el paciente, romper el hielo y de ese modo demostrarle que no es un "enfermo" sino un paciente que padece una enfermedad,que hoy él está de ese lado y mañana podría estar yo. Y justamente he estado de ese lado cuando mi madre enfermó gravemente,y sin dar a conocer mi profesión, pude experimentar la importancia de esa calidez que te ofrecen. Los diez días que duró la internacion tanto mis hermanos como yo fuimos muy contenidos por médicos, enfermeros y camareras. Jamás voy a olvidar el abrazo de ese médico que secó mis lágrimas cuando llegó el final. Gracias, Dolores,por este reconocimiento a los que debemos olvidarnos de nuestro cansancio, de nuestros problemas en pos de quienes sufren. Cálido abrazo,Dios te bendiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Myriam por tu comentario que es totalmente como yo he sentido al personal clínico y los pacientes. Gracias por decir las cosas como son porque si no se dicen nadie las puede saber.
      Este artículo lo he pensado mucho en publicarlo pero al final he creído que es necesario saber lo que pasa en estos lugares. Yo soy de la opinión que hay que comentar lo bueno también porque en general la gente siempre comenta lo negativo y según mi parecer es una pésima costumbre.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Querida amiga, como profesional de la salud te agradezco este artículo pues tenemos fama de ser fríos y nada más lejos. En lo que a mí respecta lo primero que hago es crear un vínculo afectivo con el paciente, romper el hielo y de ese modo demostrarle que no es un "enfermo" sino un paciente que padece una enfermedad,que hoy él está de ese lado y mañana podría estar yo. Y justamente he estado de ese lado cuando mi madre enfermó gravemente,y sin dar a conocer mi profesión, pude experimentar la importancia de esa calidez que te ofrecen. Los diez días que duró la internacion tanto mis hermanos como yo fuimos muy contenidos por médicos, enfermeros y camareras. Jamás voy a olvidar el abrazo de ese médico que secó mis lágrimas cuando llegó el final. Gracias, Dolores,por este reconocimiento a los que debemos olvidarnos de nuestro cansancio, de nuestros problemas en pos de quienes sufren. Cálido abrazo,Dios te bendiga.

    ResponderEliminar
  3. Mi querida amiga: Tu fortaleza y sabiduría son admirables...lo que escribes me emociona y reconforta. He experimentado en carne propia ese resurgir desde el dolor...Te felicito y espero verte y abrazarte pronto.
    Un abrazo desde mi corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias querida Edy Luz, me alegra tu presencia y espero que de verdad podamos poder reunirnos en un futuro o lejano.
      Voy a subir los post de este blog a Parnassus ahora que tendré un poco de más tiempo al dejar de ir todos los días a Madrid para el tratamiento de Antonio.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. My dearest Dolores
    How beautifully you just described what so many people face during a long-term illness, the suffering of therapy, and the pain as a spouse to watch. I am praying for Antonio and you that our mighty God will bring healing and restore health! I pray for his peace to your souls and for comfort! He is a faithful God who understands our pain! I pray for rest for your bodies! Cancer is a horrible disease that affects so many, but God is bigger than cancer! Please tell Antonio that he is our prayers! Blessings, love, and hugs, Pam and Butch

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pam querida, muchas gracias por estar siempre atenta a mi situación actual.
      Todo esto que escribo lo he ido observando día a día hasta llegar a la conclusión de que es un comportamiento habitual entre las personas que están seriamente enfermos. No son casos aislados, en general sus comportamientos son similares y eso me ha servido de una gran enseñanza. Nunca es tarde para aprender...
      Gracias mil por vuestras oraciones que estoy segura que son escuchadas allí arriba donde reina el Amor y la Paz. Un cariñoso saludo para ti y tu esposo.

      Eliminar
  5. Que bello es leerte y saber que tienes el sabor de la dulzura en tu alma. Besos, Dolores y éxitos

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias amiga mía, tus palabras son muy hermosas y te agradezco tu paso por este humilde blog que apenas tengo tiempo para él.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  7. Well said Maria. I hope and pray your husband heals from this deadly disease. It is a tough road, but there is always hope. I do know this, because I am a three time cancer survivor. There are caring people in the word. Most people do not know what to say or do with a person who has cancer or something other disease. I have seen that. I even wrote a post about the etiquette of cancer. Keep the goodness in your heart and always smile.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Linda thank you very much for your presence in this blog very recent. Many unpleasant things happen in life that one day I thought I had to show the bright side of life. Because life is also very nice things but only read in the newspapers and on TV all the ugly that humans create.
      It is evident that the disease is horrible but also has its positive side as is the struggle to overcome, hope, charity with the other patients. There is always a good side against another bad and that's what I strive to see and show.
      I have to tell you that my husband could not overcome so aggressive cancer treatments and died on October 17.
      But I tell you that he was but now is another little person to be born. A new grandson Gonzalo will be called.
      That is the compensation of life and the Lord's mercy.
      A big hug, friend Linda, because I consider you as such.

      Maria Dolores

      Eliminar
  8. Llegué demasiado tarde para responder a tus letras, pero no tarde para decirte que eres una mujer buena y fuerte.
    Un beso.

    ResponderEliminar